La donación de médula es esencial en la lucha contra distintas enfermedades de la sangre y en particular en las oncológicas

La introducción de células sanas en la sangre de estos pacientes tras la quimioterapia es  su CURACIÓN.

Desde la Asociación A.L.E.S. queremos aclarar de que existen falsos mitos, como por ejemplo, confundir la médula ósea con la médula espinal, y explicamos brevemente cual es el proceso para la DONACIÓN. 

  • Consentimiento informado y entrevista. Cuando una persona decide hacerse donante de médula ósea debe acudir al Centro Regional de Transfusión Sanguínea o a cualquiera de sus unidades móviles. Allí debe rellenar un consentimiento informado y se hace una entrevista médica de valoración, en la que se le da el visto bueno si está sano.
 
  • Un análisis de sangre. Si el paciente tiene entre 18 y 55 años, no padece enfermedades contagiosas (VIH, hepatitis), ni ha tenido problemas de corazón, cáncer o ictus, es perfecto para donar. En sólo 10 minutos los especialistas toman una muestra de sangre que después se analiza.
  • Extracción de ADN. Una vez la muestra llega al laboratorio, el proceso se inicia con la extracción de ADN. Para ello, los técnicos de laboratorio amplifican la información que contiene la sangre para que los resultados sean claros.
 
  • Incubación en el termociclador. La muestra se incluye en una placa junto a las de otras treinta personas. Todas ellas están diferenciadas y codificadas y analiza tres antígenos por persona. El siguiente paso es incubarlas en el termociclador a grandes temperaturas durante 60 o 90 minutos, dependiendo del caso.
  • Análisis para hallar el tipaje. Una vez concluye el anterior proceso, las muestras entran en otro robot que traslada sus resultados al ordenador. Allí, cada muestra puede mostrar hasta cien códigos, que los profesionales analizan para hallar el tipaje o matrícula del donante.
Una vez se tiene el código definitivo, se incluye junto al consentimiento informado en el registro de la Fundación Carreras.

Esta entidad, que gestiona el registro desde 1991. Ellos son los encargados de buscar pacientes compatibles. Primero, por operatividad, se hace a nivel nacional y, después, internacional. Si se dan varios posibles donantes para un mismo paciente, se buscan criterios de similitud como edad, peso o talla. 

Entra en la página de la Fundación Josep Carreras para ampliar la información, accede pinchando en el siguiente enlace:

http://www.fcarreras.org/es/donamedula